sábado, 27 de marzo de 2010

Dr. Rodrigo Borja Cevallos

Período de gobierno
Presidente Constitucional: Del 10 de agosto de 1988 al 10 de agosto de 1992.

Características del entorno
Hasta la fecha 92/08/10- hubo mucho descontento general del pueblo. Los artículos de primera necesidad o alimentos básicos, estaban a precios muy elevados. En lo político, existía pugna de poderes, los cuales fueron destituidos en juicios políticos realizados por el Congreso Nacional a cinco Ministros de Estado. Muy censurable fue el alza gradual de los combustibles, lo que dio oportunidad a la especulación. Ademas el pueblo se quejaba mucho por sus continuos y frecuentes viajes del Presidente a países extranjeros y por la falta de sensibilización de los problemas internos de Ecuador. Todos estos puntos generaron en el pueblo una indudable inconformidad, los medios decía: "Dejó un saldo en contra terrible en a Caja Fiscal". La inflación dejó a la mayoría de los ecuatorianos en pésimas condiciones de vida. De ahí la alta impopularidad del régimen Social Demócrata – Vistazo, Junio 4 de 1992.

Principales acciones de gobierno
En 1988, el gobierno de Borja reinstauró el sistema de mini devaluaciones con ajustes progresivamente mayores a fin de combatir la inflación. Según el economista Fidel Jaramillo Buendía, "El sistema de mini devaluaciones tuvo varias virtudes: revirtió el caos cambiario vigente hasta 1988, logró mantener un tipo de cambio real más bien competitivo, corrigió los desfases resultantes mediante la entrega anticipada de divisas a los exportadores y permitió, de este modo, que los agentes planificaran sus necesidades de inversión". Bajo este sistema, las nuevas exportaciones de flores, melones, piñas, tabaco en rama y productos industrializados crecieron un 25 por ciento en 1991 respecto del buen crecimiento que habían alcanzado en 1990. Y se estimó que para fines de 1992 las exportaciones globales llegarían a un poco más de tres mil millones de dólares -la marca más alta hasta entonces en la historia de este rubro- como, en efecto, ocurrió.

La inflación llegó al 75,6 por ciento de promedio anual y al 99 por ciento de promedio anualizado en marzo de 1989. El Gobierno no pudo bajar el ritmo del crecimiento de la inflación a un 30 por ciento anual como en un principio se había propuesto, pero para julio de 1992 lo había reducido al 51,79 por ciento. Como una señal de buena fe, pagó montos simbólicos de la deuda comercial y autorizó la conversión de la deuda externa para inversiones sociales En 1989, el Citibank retuvo arbitrariamente 80 millones de dólares depositados en sus arcas por el Banco Central y se cobró así, a la brava, un préstamo cuyo plazo de pago no había llegado aún. Aunque el Gobierno no pudo renegociar la deuda externa, dejó expedito el camino para hacerlo, pues la banca externa acreedora aceptó la tesis ecuatoriana de que la solución del problema presuponía también un arreglo global a largo plazo. Ante la moratoria de pagos al Estado por la empresa eléctrica (EMELEC), el gobierno la intervino, pero no resolvió el problema. La reserva monetaria internacional que en julio de 1988 era de menos 320 millones de dólares llegó en mayo de 1992 a 455 millones: el gobierno de Borja había podido, pues, acumular un total de 755 millones de dólares. La economía, estancada en los tres primeros años, creció en 1991 en un 4.4 por ciento gracias a la recuperación -coyuntural- manufacturera y al dinamismo del sector agrícola.
En 1989 se expidió la Ley de Régimen Tributario Interno. CEPE fue transformada en Petroecuador y asumió el manejo del oleoducto que estaba operado por la TEXACO. En 1990, se expidió la Ley de Reforma Arancelaria que reducía drásticamente esos tributos a fin de favorecer el comercio y combatir el contrabando. Se promulgaron las leyes de Maquila, de Contrato a Tiempo Parcial y Zonas Francas, y la ley del Consumidor.
Con el fin de promover la paz social, Borja tomó las polémicas medidas de usar la Ley de Gracia para dar libertad a los comandos de Taura que habían secuestrado al presidente León Febres-Cordero, y dialogar con el ala mayoritaria de lo que quedaba del desmantelado grupo guerrillero "Alfaro Vive, Carajo" logrando que éstos entregaran las armas y se reintegraran como partido político en la vida establecida de los ciudadanos regulares.
El Gobierno cumplió su promesa de alfabetizar. El ministro de Educación diseñó y ejecutó un publicitado plan de alfabetización, cuyos actores fueron los estudiantes de quinto y sexto curso de Secundaria. La campaña, exitosa a corto plazo y útil para los instructores, falló a mediano plazo por falta de continuidad, método y dedicación.
Borja mejoró las relaciones con Perú. Sugirió la conveniencia de un arbitraje del Papa para solucionar el problema territorial e invitó al presidente Alberto Fujimori a visitar Ecuador. El pueblo de Quito acogió cordialmente al mandatario. Era la primera visita oficial de un presidente peruano a Ecuador en la historia de los dos países. Borja orientó la política exterior a la "reinserción del Ecuador en el mundo". Él mismo viajó 17 veces a Europa especialmente, y también a Asia y América. En estos viajes se distinguió como orador serio. Estas visitas impulsaron el comercio exterior. La imagen del Ecuador quedó restaurada.
En abril de 1990, el Gobierno había asignado 60000 hectáreas a 12 comunidades de indios huaoranis cerca del río Napo en la Amazonía. Sin embargo, por comflictos con demás comunicades indigenas decidió asignar decenas de miles de hectáreas de la selva como tierras a cargo de esas comunidades, pero les negó el recurso al subsuelo y la autonomía administrativa en las tierras asignadas.



Estrategias de Comunicación Política

"Llego a la presidencia con las manos limpias, pues no tengo compromiso con nadie. No ofrezco milagros, pero sí garantizo honestidad, austeridad y sacrificio"(Mensaje en la asunción del Mando).

El eslogan que pregonó en su campaña electoral –AHORA LE TOCA AL PUEBLO-, sirvió de material para que los políticos y otras personas evaluaran su gobierno en estos términos: -"Ahora le toca al pueblo morirse de hambre: razón de la inflación galopante y el alto costo de vida-. –Ahora le toca al pueblo, pagarle las tres campañas electorales-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada